Ni Christian Gálvez consigue que Álvaro y Nuria cumplan sus sueños