Por los pelos: Nuestros concursantes lo pierden todo en la ronda final