Mery e Igor se van con las manos vacías al no superar la prueba final