Julián y Carlos no atinan con las pistas: se quedan a las puertas de la final