Fernando y Diego vuelven a casa sin un solo euro