Ernesto Sevilla no consigue despistar a las concursantes, que solo fallan en un año