Carlos y Daniel patinan con las edades y no se llevan ni un solo euro