Arri y Javi derrochan arte pero se quedan sin premio