Ane y Aitziber no consiguen dar en el clavo y se quedan sin premio