Sergio logra su objetivo: Pierde 15 kilos en un mes y consigue jugar un partido de rugby