Pamela tiene que vencer su mayor miedo: la claustrofobia