Osmincito, el mejor mono detector de mentiras hipocalóricas