Luis y Jonathan descubren si todo su sufrimiento ha merecido la pena