Morgan es un descarado muy cariñoso que ya no tiene miedo a los hombres.