Los chicos tendrán que llevar un cesto de estiércol como castigo