Los chicos se emocionan con sus padres