Sanidad no quiere participar en el reportaje