Los delitos cometidos por funcionarios, contra el medio ambiente y prevaricación o malversación, los más indultados