Rosa Rodero, víctima de ETA: "Nunca he querido tomarme la venganza por mi mano"