Pedro duerme en su coche esperando a que le paguen los 20.000 euros que le deben