La policía detiene al dueño del locutorio