El pueblo de Cubellas da la espalda a la memoria de Jordi