Jesús Calleja asiste al sacrificio de un reno por parte de los Nenets