3, 2, 1… ¡A volar!