Calleja, en su viaje al centro de la Tierra: "Aún me quedan 2.000 metros hacia abajo"