Pablo y Virginia son los elegidos para alcanzar la cima