Zidane, señalado un día más: sin Kroos en el campo, cambia a Vinicius y no tiene capacidad de reacción