Zidane y Bettoni aprovecharon el viaje en autobús a Madrid para analizar la derrota ante el Levante