Wanda Nara, la culpable de la fiesta del PSG: repartiendo chupitos y boxeando hasta las 7 de la mañana