Así se vivió el gol de Marcelo en RAC1: de la euforia a la desesperación