Neymar, arropado por sus compañeros en su visita a la concentración brasileña