La violencia ultra enfrenta en los alrededores de Anfield a los ultras de la Roma y los hooligans del Liverpool