Asistencia de otro mundo de De Bruyne para que Vermaelen sólo tenga que empujarla (0-2)