La decisión de Víctor Valdés en respuesta a su despido del Barcelona: silencio por respeto al club