El vestuario del Madrid responde cada gesto de Cristiano desde que está en la Juventus