Los vergonzosos cánticos de “cuatro energúmenos” de Cornellà a Piqué