Los vecinos: "Los han dejado matarse"