El valencianismo ha sentenciado a Nuno pese a que gane partidos