Infierno en Berlín: los ultras tomaron el control del derbi entre el Union y el Hertha