El último partido de “el que nunca hace nada”: hasta siempre Raúl González Blanco