James Rodríguez, nuevo culebrón del verano