El último show de Maradona: coge, con evidentes problemas, su móvil en mitad del partido