La última huida de Mourinho: da una rueda de prensa sin avisar y ante un solo periodista