Las protestas de un grupo de agricultores obliga a detener la 16ª etapa del Tour