Un tiroteo en pleno partido de fútbol americano desata el pánico en el estadio