Este golfista casi se queda sin cartera por culpa de… ¡un zorro!