La batalla campal entre el Guadalcacín y el Bollullos tras el pitido final: “Lamentable. Esto no es fútbol”