Un atleta pierde 27 kilos y tiene que aprender a hablar tras un mes en coma inducido por el coronavirus: “Aún estoy aterrorizado”

Ahmad Ayyad, con el respirador en el hospital.