El árbitro que pidió a Haaland un autógrafo en sus tarjetas decide donarlas con fines benéficos

El árbitro que pidió a Haaland un autógrafo en sus tarjetas decide donarlas con fines benéficos