De tirarse del espacio a romper huevos con la cabeza: los récords más locos del mundo